El deseo de un aumento de pechos

El deseo de un aumento de pechos

El Marketing en la estética siempre es controversial. El empuje principal de la venta de productos de estética como tratamientos faciales y corporales o de reducción de masa corporal se basan principalmente en la inconformidad del público en su propio cuerpo.

Pechos grandes
Pechos grandes como reclamo publicitario. “Nos gustan las copas grandes” Bayer F.C.

En este artículo ( o en estos) contaré mi experiencias a la hora de vender y promocionar reducciones, elevaciones y aumento de pecho en Clinica Riba.

Despues del aumento de epchos Aumento de pechos

¿El marketing frena el avance social?

No, no soy tan petulante como para tener una respuesta a esta pregunta.
Pero si es una cuestión que vengo haciendo desde hace muchos años.

En un mundo cada vez más sensible a estos problemas y con los conflictos que suelen darse a nivel emocional por los problemas de no encajar estéticamente en los cánones impulsados por la sociedad, este aspecto es muy sensible.

Decirle a una persona que su aspecto debe cambiar, colinda, en muchas ocasiones con la intromisión, muchas veces descarnada, del marketing en temas que más bien deben de estar de por fuera de sus insinuaciones.

Ser Feliz, verse mejor, encajar, suelen ser conceptos escondidos (a veces mucho menos de lo saludable) de las estrategias de marketing.

¿Vale todo?

No vale todo en marketing ni en ningún otro aspecto de la vida. o al menos creo que así debería ser.
Apropósito, recomiendo este excelente artículo de Conrado y Más Marketing.

Estoy de acuerdo en que el marketing impulsa deseos de los seres humanos, los conoce, los explota y les pone cara y ojos.
No estoy de acuerdo en aquel tan manoseado concepto de que el marketing “crea deseos”. Creo más bien que une los deseos con la posibilidades de satisfacerlos, que es algo muy distinto.

En lo que si estoy de acuerdo, es en que el marketing es capaz de mostrar o potenciar facetas oscuras de la personalidad humana, normalizar comportamientos psudo-patológicos o ir en la dirección de problemas socioculturales que muchos pugnan por erradicar.

Valores socialmente establecidos como el machismo, el racismo, el clasismo, etc. suelen ser usados por los expertos en marketing. En muchos casos aunque no potencian los valores de estos ismos, son funcionales a ellos.

Una de las áreas en las que me tocó trabajar de cerca y a los que dediqué muchos años de mi vida profesional fue la estética.

Desde el año 2006 trabajo para varias clínicas de estética de la ciudad de Barcelona. De los tratamientos que me tocó anunciar fueron aumento de pechos, hipoclorhidria, eliminación de estrías, etc.
He de decir que es difícil promocionar estos tratamientos sin caer en los preceptos anteriormente criticados. Y he de decir también que (sobre todo al principio de mi colaboración) he ido en la misma dirección que el problema, consciente de que estaba haciendo flaco favor a la lucha contra estas estamentos de poder.

En ciertas ocasiones intenté dar un giro a la comunicación de las clínicas de estética para las que trabajaba, en un sentido más inclusivo. Sin dejar de promocionar ciertos productos, se puede indicar que el que estamos anunciando es mejor por alguna u otra cuestión, pero siempre poniéndonos en la situación de alguien que ya haya decidido la compra del producto. Alejándonos de la idea de necesidad de adquisición de dicho bien.

Por ejemplo:

“El mejor aumento de pechos de Barcelona” es muy distinto a “Necesitas un aumento de pechos”

De hecho esta cuestión se asienta en el concepto de que el deseo ya esta creado (ya ni nos pondremos a pensar si por el marketing o no) y llegados a este punto nos interesa recalcar las virtudes de nuestro producto por el de la competencia.

Fin de la primera parte.

En el siguiente artículo contaré cuales son los procesos creativos del director de marketing y el gerente de una pyme respecto al aumento de pechos.